URT

URT aterriza órdenes de cumplimiento

URT aterriza órdenes de cumplimiento, y se pondra al dia con sus beneficiados por fin.

A pesar de la complejidad que existe en torno al cumplimiento integral de un fallo de restitución, la Unidad avanza con el apoyo de las direcciones territoriales. Con jornadas de atención a todos los beneficiarios que cuentan con una sentencia, prevé agilizar su ejecución.

Bogotá 17 de abril de 2024 (@URestitucion). Desde finales del año pasado, el Grupo Fondo de la Unidad de Restitución de Tierras (URT) ha llevado a cabo jornadas masivas de atención a lo largo del país con los beneficiarios que ya disponen de sentencias judiciales, con el objetivo de agilizar la materialización de las órdenes derivadas de ellas.

En estas jornadas masivas, precedidas por largas actividades donde se realiza la verificación de información, depuración de base de datos y establecimiento de contacto, se trabaja en líneas de cumplimiento a cargo de Grupo Fondo, en: compensaciones, atención a segundos ocupantes, proyectos productivos, priorización a vivienda y alivio de pasivos. Líneas que, a la hora de atender a un beneficiario restituido, reúne a los profesionales especializados en las diferentes ramas del derecho, para resolver las dificultades jurídicas o ajuste de los procesos para lograr el cumplimiento de las órdenes a cargo de la URT.

URT aterriza órdenes de cumplimiento

Es así, por ejemplo, que la línea de “compensación o restitución por equivalencia” se considera cuando el despojado no puede volver al predio original. El Grupo Fondo es responsable de entregar un predio de similares características al inmueble imposible de restituir. De esta manera, se presenta al beneficiario las opciones disponibles que se encuentran en el inventario. Estas personas también pueden participar activamente en la búsqueda de un inmueble de su interés, que será evaluado por el Grupo Fondo.

URT aterriza órdenes de cumplimiento
Entrega de escrituras en Bolicar, Foto URT.

Otra de las líneas de trabajo son los segundos ocupantes, personas que habitan o dependen económicamente del bien que se ha solicitado restituir. En algunas ocasiones estas personas pueden ser identificadas legalmente como opositores”. Mantienen una relación directa con el predio objeto de restitución, ya que generalmente lo habitan o extraen su sustento de él. En este contexto, el juez evalúa si, demostrada su buena fe exenta de culpa, procede el reconocimiento en calidad de segundos ocupantes y, de esta manera, establece medidas de atención a su favor: estas pueden incluir acceso y formalización de tierras, proyectos productivos y priorización en el subsidio de vivienda.

Para el caso de proyectos productivos, el beneficiario debe cumplir con las siguientes características:

  1. Que tenga un predio restituido o compensado.
  2. Que el predio restituido o compensado sea técnicamente apto.
  3. Que el núcleo familiar tenga voluntariedad de ingreso al programa.
  4. Que el proyecto esté concertado con el núcleo familiar.
  5. Que cuente con el goce material y jurídico del predio.

Cuando se cumplen estas condiciones, la URT inicia la formulación del proyecto productivo con el acompañamiento del beneficiario. Posteriormente, se socializa con la persona o la comunidad restituida y, a continuación, la entidad emite un acto administrativo que permite la “dispersión de recursos financieros” o desembolso, siguiendo la fase de implementación. En ese momento, la Unidad y el beneficiario proceden a adquirir todo lo necesario para la puesta en marcha del proyecto.

Angela Solarte, beneficiaria citada en Popayán, expresó en una de las jornadas: “en este momento de mi vida pensé que no se iba a lograr nada. Pero hoy que llego y me reciben con una gran calidez, se han interesado muchísimo en mi caso a profundidad. Y yo pienso que para todas las personas que están acá y para mí, llega la esperanza y se abre un nuevo camino, que nos va a traer alegrías y satisfacciones donde veremos soluciones y logros”.

Cabe resaltar que el Grupo Fondo hace un trabajo articulado con todas las entidades vinculadas en los fallos proferidos por los jueces y magistrados de restitución de tierras. Por ejemplo, con el Ministerio de Agricultura, la Agencia Nacional de Tierras, la Unidad para las Víctimas, Defensoría del Pueblo, Fuerza Pública, el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, entre otras. Estas entidades suelen ser invitadas a las jornadas, dependiendo de la demanda y la necesidad.

Luego de que el Grupo Fondo registrara que, a corte del 31 de enero del 2023, había más de 8.200 sentencias de restitución, su coordinadora Angelith Núñez consideró que se debían generar espacios de atención en los que, desde finales del año pasado y hasta marzo de este año, más de 1.700 grupos familiares respondieron el llamado de la URT. Esto se dio en los departamentos de Antioquia, Magdalena, Cauca, Valle del Cauca, Meta, Santander y Norte de Santander. Con ello se espera avanzar definitivamente en el cumplimiento de las órdenes judiciales vigentes a cargo de la Unidad, cerrar procesos de restitución y cumplirle a la justicia en Colombia.

Para Núñez, estas jornadas de trabajo generan resultados en varias direcciones. Uno: humanizamos el proceso, en tanto que tenemos contacto presencial y directo con el beneficiario. No olvidemos que fueron despojados. Dos: aterrizamos las sentencias y las órdenes judiciales a procesos concretos en dirección de generar resultados. Y, tres: reducimos la brecha de números, que como coordinadora del Grupo Fondo me apremia descongestionar”, recalcó.

Fuente URT