Compra de derechos inexistentes

ANA CECILIA SAÑUDO DE SAMBONI, le compro a HELMER IGNACIO CÁRDENAS TRUJILLO (q.e.p.d.), los inciertos derechos que le pudieran corresponder en la sucesión de mi tía-Abuela, Mercedes Trujillo Mosquera.

Esta compra la realizo la citada SAÑUDO DE SAMBONI, mediante la escritura 1304 de 2004 de la Notaria Única de Piendamo. Hasta allí “santo y bueno”, el uno podía vender las expectativas de herencia y la otra estaba en su derecho de comprar ilusiones. El Notario, autorizo la escritura que fue elaborada  mediante minuta que presentaron entre la compradora y el vendedor, ante lo cual les advirtio dejando constancia escrita dentro de la escritura de:

“Los Notarios responden de la regularidad formal de los instrumentos que autorizan, pero no de la veracidad de las declaraciones de los interesados; tampoco responden de la capacidad o aptitud legal de estos para celebrar el acto o contrato respectivo”

Promesa de venta Finca Villa Regina

  • 03 12 12.- Luego de mi desplazamiento la mujer ANA CECILIA SAÑUDO (hoy) Vda. De SAMBONI realizo en fecha 12 de diciembre de 2012 un FALSO CONTRATO DE ARRENDAMIENTO con mi primo en segundo grado HELMER IGNACIO CARDENAS TRUJILLO sobre mi propiedad FINCA VILLA REGINA sin que mediara autorización mía de ninguna clase
  1. En dicho contrato escrito existe una cláusula que obligaba a CARDENAS TRUJILLO a entregar escritura de venta no más le fuera adjudicada una prescripción sobre mi propiedad.
  2. Más que un contrato de arrendamiento dicho documento es una promesa de venta, sobre lo que no le pertenecía ni perteneció nunca a CARDENAS TRUJILLO

Venta de derechos hereditarios

    1. En fecha 16 de diciembre de 2004 mediante la Escritura 1304 de 2004 de la Notaria Única de Piendamó, ANA CECILIA SAÑUDO (hoy) Vda. De SAMBONI  le compro la expectativa de derechos hereditarios a HELMER IGNACIO CARDENAS TRUJILLO en la sucesión ilíquida de María Mercedes Trujillo Mosquera ubicándolos dentro de la Matricula Inmobiliaria 120-2439 correspondiente al hoy Predio Finca Villa Regina que se desgloso de uno mayor llamado antiguamente “San Alfonso” y que se desintegro por ventas sucesiva y que para 2004 no existía.

Dicha Escritura 1304 de 2004 fue rechazada por la Oficina de Registro de instrumentos Públicos de Popayán dado que la causante de los supuestos derechos hereditarios, no acreditaba títulos de propiedad dentro de la citada matrícula 120-2439

Adicional, en la sucesion de Mercedes Trujillo mosquera, ya habia sido reconocida una heredera con mayor vocasion hereditaria, como era ODILIA TRUJILLO MOSQURA made de HELMER IGNACIO, ella al tener mayor vocasion hereditaria desplazo las iluciones de herencia de su hijo y por ente dejo sin valor la escritura de compra de derechos hereditarios de ANA CECILIA SAÑUDO

lA SAÑUDO Compro fue una deuda….. Lo que realmente hiso ANA CECILIA SAÑUDO (hoy) Vda. De SAMBONI fue comprarle una deuda a HELMER IGNACIO CARDENAS TRUJILLO, [[1]] quien ya se había presentado a la sucesión de Mercedes Trujillo Mosquera y había admitido que dispuso del acervo hereditario y se lo gasto todo sin contar con los demás herederos.

Fue por esa razón que el citado CARDENAS TRUJILLO nunca se constituyó en parte sucesocial dentro de la Mortuoria de Mercedes Trujillo Mosquera, ya no tenia vocacion hereditaria (es decir derecho a heredar) y adicional no había nada que heredar.

[1] 1989 05 11 Rendición de cuentas HELMER  IGNACIO CARDENAS TRUJILLO

La compra venta la pactaron en 5’.000.000.oo (cinco millones de pesos Colombianos) lo cruel de la situación es que el pobre vejete senil de mi primo en segundo grado (Helmer Ignacio) se la paso los siguientes 6 ½  (seis y medio) años, hasta su muerte,  esperando que la compradora ANA CECILIA SAÑUDO DE SAMBONI, le pagara la venta de ilusión

de derechos que el viejito le había entregado mediante escritura publica que no pudo ser registrada.

  (Ver escritura 1304  y la negativa de registro tenga paciencia que demora un triz en cargar.)

Usted que me lee, puede venderle a quien quiera comprarle los derechos que le puedan corresponder en la plaza de Bolívar en Bogota, mas aun usted puede hacerlo por escritura publica y de seguro si lleva minuta el Notario que sea Autorizara la escritura y le cobrara los derechos notariales, diciéndole que como es con minuta no se hace responsable de las responsabilidades civiles y penales  que dicha escritura pueda acarrear.

Hay que aclarar que una cosa es la sucesion de Mercedes Trujillo Mosquera y otra bien diferente es la Finca Villa Regina. Solo que la avivata del cuento compro en la sucesion Y pretendiendo apropiarse de mi finca INVADIO mi predio.

 El caso es que mi difunta tía Mercedes Trujillo Mosquera, en tiempos antiguos, fue comunera del antiguo predio “San Alfonso” (compuesto de dos lotes a) lote San Alfonso y b) Lote “San Isidro”, propiedad de los nueve (9) miembros de la familia Mosquera Trujillo, pero viéndose ya mayor, y disminuida en su capacidad de trabajo, decidió vender lo que le pertenecía (ella habia reunido en su poder los derechos de 7 de los originales propietarios), PRIMERO le vendió a MANUEL VENTURA CHIRIMUSCAY el lote llamado antiguamente de “San Isidro” y en la actualidad lote No. 9 de la Hacienda Chayani (que es donde están las oficinas y la planta) y SEGUNDO posteriormente años despues  recupero una partecita de lo que le vendio a Manuel Ventura y esa parte se la vendio a BLANCA  NIEVES URIBE DE ZULETA, Quedansose la tia sin nada de tierra pero con pesotes en la CAJA AGRARIA

 

Y la querida Tia Mercedes, ya sin terreno de ninguna clase, muy  cómodamente se quedo a vivir en la casa que si bien era de su propiedad, no tenia lote propio, algo así como una casa flotante o en el aire como la del Maestro Escalona. A raiz de la venta que le realizo a BLANCA

El terreno en el que estaba la casa le pertenecía a los Herederos de Lucio Antonio Trujillo Mosquera es decir a su hijo y único heredero ADOLFO TRUJILLO HURTADO (primo hermano de Helmer Ignacio) y a los Herederos de su difunta hermana Teresa Trujillo Mosquera es decir a LUÍS HERNANDO CÁRDENAS TRUJILLO Hermano de Helmer Ignacio) que había comprado de manos de los padres de la difunta los derechos hereditarios.

Nadie de los sobrinos se atrevió a perturbar a las dos ancianas y todos esperamos tranquilamente que el Señor las llevara a descansar para arreglar documentos.

 Ya muerta Mercedes, Helmer Ignacio Cárdenas Trujillo, asoló la casa de las ancianas desbarato el taller de carpintería, la zona de cocina y el área de beneficiar el café, vendió las tejas las puertas, camas y lo que se le atravesó por el camino, sin contar con ninguno de los otros herederos, no contento con ello, fue a la antigua CAJA AGRARIA y retiro todo el dinero de las dos ventas que había hecho la Tía Mercedes y de cuyos intereses vivían las dos ancianas hermanas. Helmer Ignacio jamas  se hiso parte de la sucesion de la tia Mercedes por que sabia que en dicho proceso no habia nada, ya que el habia acabado con todo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.