Beneficiarios de restitución de Cauca

Beneficiarios de restitución de Cauca se están convirtiendo en empresarios

En el departamento, la Unidad de Restitución de Tierras (URT) ha invertido 705 millones de pesos en la implementación de proyectos productivos para familias víctimas del conflicto armado, quienes recuperaron sus tierras e iniciaron una nueva vida en un campo productivo.
En los municipios de Santander de Quilichao y Timbío, los campesinos restituidos son ejemplo para las familias que están iniciando los procesos de restitución.
Popayán, 19 de enero de 2018 (@URestitucion). Con el fin de amparar a cada una de las familias campesinas que sufrieron los flagelos de la guerra, la restitución de tierras determina que las víctimas deben recuperar sus predios con tranquilidad, seguridad, estabilidad económica y una vivienda digna. Por esto, los distintos fallos de los jueces de restitución contemplan alivio de pasivos, subsidio de vivienda y proyectos productivos, entre otra serie de medidas.

El director general de la Unidad de Restitución de Tierras (URT), Ricardo Sabogal Urrego, siempre ha hecho énfasis en que los campesinos no pueden regresar a unas tierras “peladas”, sino a unas tierras productivas. “Al fortalecer las economías de las familias restituidas estamos cambiando lo negro y oscuro que dejó la guerra, por el verde que se iluminan con los frutos que dejan los proyectos productivos”, aseguró el director.

Así, en Cauca, han sido sembrados cultivos de piña y café; y entregados beneficios económicos para compra de ganado, gallinas ponedoras y cerdos de engorde. Esto ha permitido que las familias restituidas se unan como emprendedores e inicien empresas familiares, lo que potencializa la economía del hogar; genera empleo; y brinda oportunidades de desarrollo para el campo y las nuevas generaciones.

“La tierra, para el campesino, no es solo el lugar en el que está su casa, sino, también, de donde deriva su sustento. Por lo que las medidas que ordenan la implementación de proyectos productivos buscan que esta situación también se estabilice, se recupere y, de esa manera, la restitución sea sostenible para el beneficiario”, afirmó María del Mar Cháves, directora de la URT en Cauca.

En los municipios de Santander de Quilichao y Timbío, los campesinos beneficiados son ejemplo para las familias que están iniciando los procesos de restitución. El crecimiento que han logrado, durante 6 años, los ha convertido en productores y comercializadores.

“Yo me siento muy contento porque ya tengo 22.000 matas de café sembradas y estoy ayudando a mis vecinos dándoles empleo. Uno ya trabaja tranquilo. También vendemos el café en la cooperativa de Popayán”, indicó Edgar Miranda, beneficiario de restitución de tierras en Timbío.

“El campesino que vive de explotar la tierra, que desea hacer lo que mejor sabe, cultivar y/o criar sus animales, fortalece su esperanza con el proyecto productivo implementado y considera que con estos beneficios puede retomar la historia de vida que la guerra interrumpió”, insistió la directora Chaves.

Fecha: viernes 19 de enero 2018Fuente: Unidad Administrativa Especial de Gestión de Restitución de Tierras Despojadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.