De errores humanos y otras excusas fantasticas

Dra. YIRA LUCIA OLARTE AVILA Secretaria CSJ

Los seres humanos somos sorprendentes, nos inventamos cada excusa para que la persecepcion que tienen los demás sobre nosotros sea lo mas positiva posible. Sin embargo la mejor forma de mejorar la opinión que otros tengan de nosotros es exactamente nuestro actuar.

Dice el viejo adagio, que “obras son amores y no buenas razones“. a que viene esto, sencillo a las excusas sobre mas y mas excusas poco creibles de la Benemérita y nunca bien condecorada Secretaria del CONSEJO SUPERIOR DE LA JUDICATURA, la señora Doctora Yira Lucia Olarte Avila.

Realmente Llama profundamente la atención la forma como la  ya citada Dra. OLARTE AVILA trata de desvirtuar las graves acusaciones en su contra despotricando de la Magistrada MARIA MERCEDES LOPEZ. Yo no saldré en defensa de la citada magistrada, pero genera incredulidad que primero OLARTE AVILA se escude en “errores humanos”  ya demasiado repetitivos, de los que se conocen públicamente. Y despues acuse a la magistrada y trate de tender un velo de sombra, sombra sobre su superior, cuando la que esta cuestionada es la OLARTE AVILA, realmente este personaje tiene astucia y agallas para tratar de tergiversar la verdad que ya empieza a conocer el pais.

Yo personalmente puedo dar fe de muchos mas de esos procederes que llaman ahora  “errores humanos”, y para la muestra unos botónes;

En una tutela por violación de DEBIDO PROCESO en que la pluricitada Dra. OLARTE AVILA, es la en tutelada, ella actuando a la vez como parte en la tutela y como secretaria de la Sala disciplinaria (juez y parte) La sala acaba de anular un fallo de segunda instancia ejecutoriado, por que la citada funcionaria Dra. OLARTE AVILA, se le olvido decirle a los magistrados la fecha en que notifico y la fecha en que se apelo, al dar en forma errónea la fecha de apelación la segunda instancia desecho por extemporánea la apelación en beneficio de quien cometió los  denominados “errores humanos” y conste que en el fallo del error no estaba la “maldadosa” de la Magistrada LOPEZ, ni la magistrada me conoce, ni yo le he escrito jamas un oficio. por cierto yo soy la tutelante o demandante por eso conozco los pormenores de esos suspicases “errores humanos” en esa tutela.

Claro que es posible que por cuestiones médicas (ejemplo un alzheimer en fase avanzada) la Dra. OLARTE AVILA  cometa tantos y tantos “errores humanos”.

Siguiendo con los recuerdos de esos “errores humanos”. Por ejemplo la susodicha Secretaria olvido darle tramite a 7 (siete) quejas disciplinarias y solo recobro la memoria mediante sendas tutelas en el tribunal Superior de Bogota,  hasta este año me entere de los efectos medicinales del ejerció de la tutela en un solo día le dieron tramite a las quejas desaparecidas, después de ser notificada la segunda tutela.

Otro de esos “errores humanos”, tiene que ver con el olvido de la ley y los códigos, para no ir mas lejos en las acciones constitucionales, no se pueden cobrar expensas, si se hace la ley dice que el que lo hizo, será destituido por su superior inmediato, Imaginen ustedes por error involuntario y humanos, la nombrada Dra. OLARTE AVILA, me negó copias en la tutela en que yo la estaba tutelando, démosle la ventaja de la duda, se le olvido la norma, primero que si la tutelo, ella no puede ejercer como secretaria y segundo, que yo tengo derecho a conocer todo el expediente en tiempo real y con todos sus anexos, sin pagar por las copias,  y ella en contra de la norma las cobro, pensemos que no era que tuviese la intención de impedirme conocer el expediente, solo  fue uno de esos que ella llama “errores humanos”.

Pero es que a ella, la Dra. YIRA LUCIA OLARTE AVILA los “errores humanos”. Dejaron de ser la excepción para convertirse en cosas rutinarias, o quizás en excusas de rutina y finalmente en forma de proceder. cuando se ha tenido mucho poder y los jefes han sido descuidados se llega al resultado de personajes que piensan que todo lo pueden sin importar nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *