TUTELA INCODER

TUTELA INCODER

Cuando ANA CECILIA SAÑUDO DE SAMBONI y su marido MOISÉS SAMBONI BENAVIDEZ se dieron cuenta de lo que representaba dicha MEDIDA DE PROTECCIÓN LEGAL, pusieron a HELMER IGNACIO CÁRDENAS TUJILLO a tutelar al INCODER [[4]] para tumbar la medida aludida, la tutela fue fallada 3 (tres) veces y tres veces le negaron anular la medida de protección legal.

Finalmente el TRIBUNAL SUPERIOR DE POPAYÁN en fecha mayo diez y seis dos mil ocho (2008). Emitió sentencia de segunda instancia que denegó [[5]] definitivamente anular la MEDIDA DE PROTECCIÓN LEGAL del folio de matrícula 120-002439

La Demanda de prescripcion de anytemano estabacondenada al fracaso, teniendo en cuenta la condicion de desplazada de la propietaria, conicion que estaba atestiguada desde el 2000 por la RED DE SOLIDARIDAD SOCIAL.

y Con esta medida de PROTECCIÓN LEGAL de se daba el “untillazo” quedando  ya de antemano  condenado al fracaso el proceso de prescripción al ser negada la nulidad de la protección legal que se pedía mediante tutela.

En dicha tutela aparece un escrito de MOISÉS SAMBONI BENAVIDES (r.i.p.) y ANA CECILIA SAÑUDO DE SAMBONI [[6]] de fecha 20 de septiembre de 2007 escrito con el cual contestaron la demanda de constitución de la parte civil dentro del Expediente rad. 140.560 y donde manipulan la información y desconocen los títulos de propiedad

Sala Civil TRIBUNAL SUPERIOR

Inicialmente esta tutela fue fallada por la Sala Civil del TRIBUNAL SUPERIOR de Popayán, Quien le negó las pretensiones a HELMER IGNACIO CÁRDENAS TRUJILLO y negó anular la medida de protección legal. Y en las consideraciones le dijo;

(…)

En el presente caso la Sala no encuentra probado dentro de los infolios del proceso el perjuicio que se le causa al accionante con el acto objeto de censura ya que este no posee la calidad de propietario del bien, lo que se prueba con el

Registro de matrícula Inmobiliaria y por tanto, no puede enajenar o transferir la propiedad que es lo que precisamente se prohíbe con la medida cautelar.

(…)

 Por otra parte, dentro del trámite que se le di6 a la solicitud de la señoraCHAVARRIAGA se prob6o su calidad de desplazada con el certificado de la Delegada de la Red de Solidaridad Social para el Departamento del Cauca quien certifica tal calidad, entonces luego, era procedente la protección de los bienes sobre los que tiene titularidad.

Después de dichas consideraciones el TRIBUNAL les negó la tutela. [[7]] El fallo fue apelado.

Sala de casacion Civil CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

la CORTE SUPREMA al revisar anulo el fallo de primera instancia.[[8]] porque el Tribunal no era competente para conocer dicha tutela en primera instancia.

Juzgado 5o. Civil del Circuito de Popayán

Volvió a ser repartida y le correspondió al Juzgado 5º. Civil del Circuito resolver quien les dijo en las consideraciones:

Y es que dentro de este asunto tenemos que del certificado de Tradición arrimado, se infiere que et actor no aparee como sujeto de derechos en el bien, es decir no se le reseña como propietario del mismo y, en consecuencia, como la medida de amparo o protección busca evitar las enajenaciones o actos de disposición sobre el inmueble, al señor Cárdenas al no serlo no puede ejecutar ninguno de ellas. Se agregó que el despacho no puede entrar a controvertir el acto administrativo expedido por el ente accionado, pues no es de su competencia como ya se dijo y si se pretende su revocatoria o nulidad no es esta vía la adecuada para ello y menos para cuestionar los procedimientos efectuados por la entidad al expedir una resolución como la que se demanda en nulidad,

El fallo [[9]] de primera instancia de esta tutela fue proferido por el Juzgado 5º. Civil del Circuito fue negando las pretensiones de HELMER IGNACIO CÁRDENAS TRUJILLO

Anteeste fracaso el fallo que fue apelado por el accionante.

Sala Civil del TRIBUNAL SUPERIOR de Popayán

En apelación llego la tutela a la Sala civil del TRIBUNAL SUPERIOR, quien avoco la segunda instancia y en sus consideraciones le dijo a CÁRDENAS TRUJILLO;

No se vislumbra en el plenario, el perjuicio causado al Sr. Cárdenas Trujillo con el acto administrativo que es objeto de censura, por no poseer la calidad de propietario del bien y tal como efectivamente lo comprobó el Juzgado del conocimiento en la observancia del certificado de tradición relativo al bien objeto de la medida, el actor no aparece como sujeto de derechos en el mismo, sin que medie por tanto, propiedad a su favor.

 Tienese además, que la Sra. Chavarriaga Campo, en el trámite que dio como resultado la emisión del acto administrativo cuestionado, probo efectivamente su calidad de desplazada con el respectivo certificado expedido por la Delegada de la Red de Solidaridad Social para este Departamento, procediendo INCODER a emitir la Resolución atacada, aunque por lo precedentemente anotado, no es dable analizar por esta vía el pluricitado acto.

 Es importante acotar, que en el presente caso no se cumple con el principio de inmediatez. Véase así, que pese a que la Resolución censurada No. 060 fue expedida el 13 febrero del año inmediatamente anterior (2007), la acción no se interpuso sino hasta noviembre del mismo año, o sea transcurridos más de 9 meses de emitida.

Y confirmo el fallo [[10]] de primera instancia negando la tutela que pretendía anular la MEDIDA DE PROTECCIÓN a mi propiedad Predio “Finca Villa Regina”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *